No puedo hacer dominadas, ¡ayuda!

En primer lugar debes tener claro que para conseguir realizar una dominada se ha de cumplir lo siguiente: los músculos que intervienen deben ser capaces de levantar tu propio peso. Así, la solución a la ecuación parece sencilla, ¿verdad? Los dos modos principales de mejorar a la hora de hacer dominadas son, bien aumentar tu fuerza, o bien quitarte algo de grasa de encima.

BUSCA EL PUNTO DE EQUILIBRIO ENTRE FUERZA Y PESO CORPORAL

No nos engañemos, para lograr hacer una dominada hay que estar en un nivel de forma física considerable. Es un movimiento complejo en el que se involucran muchísimos músculos de la parte superior de tu cuerpo que normalmente no intervienen el día a día de las personas. Encontrarás dificultades si no estás habituado a realizar ejercicios variados en los que intervengan espalda o brazos. Con esfuerzo, pronto pasaras del “no puedo hacer dominadas” al “¿cuántas quieres que me haga?

PASO 1 PARA HACER DOMINADAS – HAY QUE GANAR MÚSCULO

No hay una receta mágica que de la noche a la mañana nos haga ganar masa muscular en el tren superior. Por suerte, ganar músculo depende casi en exclusiva de tu esfuerzo y de tu alimentación. Por ello, si sigues unas sencillas pautas, los resultados de manera casi asegurada. La chuleta es la siguiente:

  • Empieza a trabajar brazos, hombros y espalda. Es la zona que más interviene y, como es obvio, necesitas entrenarla si todavía no eres capaz de hacer dominadas.
  • Cuida tu alimentación. La ganancia de masa muscular se maximiza cuando realizas un seguimiento de lo que consumes, lo que quemas. Necesitarás una dieta rica en proteínas para que tus sesiones de musculación arrojen mejores resultados.
  • Mide tu progreso. Se trata de algo tan sencillo como usar una cinta métrica. Tomar mediciones periódicas en ciertos puntos nos servirá para saber que estamos progresando.

CONSEJO 2 – PIERDE TEJIDO GRASO

Ojo con esto. Se trata de que el peso que se pierda sea de tejido graso, pues en caso contrario nos podremos encontrar en un escenario contraproducente. Si te has planteado perder peso para conseguir hacer dominadas, tienes que hacer lo posible por mantener el músculo.

Con cualquier ejercicio que realices, siempre que tengas un déficit calórico, estarás perdiendo peso. Depende de la variedad de tus sesiones y de tu alimentación que esa pérdida sea además de grasa, también de músculo. Evita las rutinas enfocadas en solo unos pocos grupos musculares y combina tus sesiones de cardio con ejercicios de alta intensidad y de pesas.

CONSEJO 3 – EMPIEZA A HACER DOMINADAS PASO A PASO

Roma no se construyó en un día. Si no estás acostumbrado a usar brazos o espalda en tus rutinas lo más probable es que te cueste llegar a hacer la primera. Pero no te preocupes, una vez lo logres, pronto podrás hacer varias series seguidas.

En este artículo te contamos algunos de los ejercicios más efectivos para trabajar la musculación implicada en las dominadas. Échale un ojo para, con esfuerzo, progresar rápidamente.

¡No olvides seguirnos en INSTAGRAM para no perderte nada!