Ejercicios abdominales variados para conseguir un vientre de acero

Déjanos adivinar. Por más crunch o planchas que realizas no notas un progreso significativo. Es hora de introducir un cambio mediante ejercicios abdominales variados que también trabajen otras zonas de nuestro cuerpo. Para trabajar la zona abdominal de una manera efectiva hemos de variar intensidades y tiempos de carga. Echa un vistazo a este tutorial con dos casos que, seguramente, te harán dar un salto de calidad en tus entrenamientos de abdomen en busca de tus objetivos.

Te proponemos dos alternativas a los típicos ejercicios que realizas en el suelo, a los “escaladores” o a la temida plancha. Vamos a trabajar toda la zona con estos ejercicios abdominales variados, poniendo especial hincapié en la parte inferior. En este caso vamos a necesitar un lugar para colgarnos como un mono. Si, has leído bien, como un mono. Echa un vistazo a la imagen y observa el paso inicial.

Un ejercicio abdominal de nivel intermedio: rodillas al pecho

Una vez has puesto todo tu cuerpo en tensión, trata de llevar tus rodillas hacia el pecho. Para evitar balancearte lo mejor es hacer un movimiento lento y controlado. No tengas prisa, pues se trata de un ejercicio en el que la efectividad se consigue por tiempo y no por repeticiones. La zona del abdomen se cargará enseguida, símbolo de que el trabajo es intenso. Es muy posible que aparezcan signos de cansancio también en la zona de los antebrazos, brazos, manos y espalda Trata de alcanzar el límite y no olvides descansar cuando sea necesario. Tómate el tiempo que necesites.

Sube la dificultad: hazlo con las piernas estiradas

Si el nivel medio se te queda corto, es hora de subir un poco la dificultad y meter un poco más de carga a tu six-pack. Ahora prueba a hacerlo con las piernas estiradas. De esta manera introduces un mayor momento flector en tus abdominales, que prácticamente te quemarán en el vientre, mientras que introduces también un desequilibrio en tu centro de gravedad que tendrás que soportar con tus brazos. Trata de aguantar todo lo que puedas. Se trata de un ejercicio completísimo.

Introduce ejercicios abdominales variados

El fallo más frecuente que nos encontramos cuando tratamos de ejercitar el abdomen es enfocarse sólo en un área de nuestro cuerpo haciendo los mismos ejercicios una y otra vez. Te será más fácil progresar si, además de trabajar la zona de manera aislada, introduces ejercicios que provoquen un estado de tensión en otras partes de nuestro cuerpo, como es el caso. Si todavía te has quedado con ganas de más, sigue estos consejos para maximizar los beneficios de esta manera de trabajar.

  • Trabaja también los abdominales oblicuos. Simplemente introduciendo un pequeño giro en tu cadera a la hora de elevar el tren inferior, provocarás un estado de tensión en la zona lateral de tu vientre. Alterna entre un lado y otro para trabajar ambos oblicuos de una manera equilibrada.
  • Si todavía te ves capaz de complicarlo más, haz un ejercicio total introduciendo dominadas entre serie y serie de abdominales.